#

Nuestra Señora de La Cava, Buenos Aires

La historia del origen de la Virgen de La Cava es única, no nació de una aparición o de un hecho milagroso, como sucedió con la Virgen de Lourdes o la Virgen de Luján, sino que fue por la iniciativa de los primeros curas del barrio, que decidieron poner una Virgen que los protegiera, que fuera exclusiva del lugar y su idiosincrasia. La Virgen, cubierta de un gran manto, está frente al barrio mirando y protegiendo a sus vecinos. En sus brazos sostiene al Niño Jesús, que en una de sus manos sostiene un pan, que simboliza el alimento y el trabajo, pero es también el alimento espiritual, la fe, la educación y el crecimiento humano.
Otras novedades